El papel electrónico flexible muestra una completa gama de colores

31 mayo 2017

Imagen Destacada
Investigadores de la Universidad Tecnológica de Chalmers han desarrollado la base para un nuevo papel electrónico. Dicho papel presenta un espesor menor de un micrómetro (la milésima parte de un milímetro), es flexible y sobre todo emite todos los colores que se consiguen con una pantalla LED normal. Aún más, sólo necesita diez veces menos energía que una tableta Kindle. Sus resultados fueron publicados recientemente en la revista Advanced Materials.

Pedro Hidalgo Alcalde

Figura 1.- Muestra del nuevo papel electrónico donde pueden apreciarse la gran paleta de colores que presenta, así como su flexibilidad.

Cuando Andreas Dahlin, profesor asistente en la Universidad Tecnológica de Chalmers, y su estudiante de doctorado Kunli Xiong estaban trabajando en la colocación de los polímeros conductores en nanoestructuras, descubrieron que la combinación sería perfectamente adecuada para crear pantallas electrónicas tan delgadas como el papel. Un año más tarde, los resultados estaban listos para su publicación. Un material que es más delgado que la milésima parte de un milímetro, flexible y sobre todo, dando todos los colores que se consiguen con una pantalla LED estándar.

Andreas Dahlin ha manifestado que “El funcionamiento de este  “papel ” es similar al de una tableta Kindle. No se ilumina como una pantalla estándar, sino que refleja la luz externa que lo ilumina. Por lo tanto, funciona muy bien donde hay luz brillante, como por ejemplo en sitios donde hay luz solar, en contraste con el estándar de las pantallas LED que funcionan mejor en la oscuridad. Al mismo tiempo necesita sólo una décima parte de la energía que utiliza una tableta Kindle, que a su vez utiliza mucha menos energía que una pantalla LED”.

Todo depende de la habilidad de los polímeros para controlar la luz absorbida y reflejada. Los polímeros que cubren la superficie conducen las señales eléctricas a lo largo de la visualización completa y crean imágenes en alta resolución. El material aún no está listo para su aplicación, pero la base está ahí. El equipo de investigadores ha construido y probado unos pocos píxeles. Dichos píxeles utilizan los mismos colores rojo, verde y azul (RGB) para así poder crear toda la gama de colores que hay en las pantallas LED estándar. Hasta ahora los resultados han sido positivos, lo que queda por hacer ahora es la construcción de píxeles que cubran un área tan grande como una pantalla.

“Estamos trabajando en un nivel fundamental, pero aun así, el paso a la fabricación de un producto fuera del laboratorio no debe estar demasiado lejos. Lo que necesitamos ahora son ingenieros”, ha indicado Andreas Dahlin.

Uno de los mayores obstáculos para la producción es que se utiliza oro y plata en la fabricación de dicha pantalla y esto hace encarecer el precio. Aunque la superficie de oro es de tan sólo 20 nanómetros de espesor, por lo que la cantidad de oro en ella no es excesiva, en la actualidad se desperdicia una gran cantidad de este elemento en la fabricación de la misma. O bien se reducen los residuos o debe de encontrarse otra forma de reducir el costo de producción para que sea económicamente viable.

Andreas Dahlin piensa que la mejor aplicación para las pantallas será lugares como al aire libre o en lugares públicos para mostrar la información bien iluminada. Esto podría reducir el consumo de energía y al mismo tiempo sustituir las señales y pantallas de información que no sean actualmente electrónicas.

FUENTE: Advanced Materiales  Universidad Tecnológica de Chalmers

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *